El amor es lo que tiene

Tengo esa capacidad de llorar con lo feo. Con las desgracias de las películas, de las series y de la vida. Se me ponen los pelos de punta con la alegría de la gente, con las situaciones más extremas o en las más simples. Lloro con lo bonito también, pero esas veces son las que menos.

Hay cosas que me encojen el corazón. Canciones, películas, libros e incluso en algunos momentos la vida. Recuerdo cuando me dieron el primer beso. La noche en la que me preocupé por otra personita cuando se murió su padre. El momento en el que vi la última nota de la universidad. Todas y cada una de las veces que me ha dolido el alma de reírme con mis amigas. Cómo me sentí cuando en la oscuridad de Madrid Él me pidió salir. Lo que lloré cuando no sabía si le quería. Lo que sentí cuando me regaló la primera rosa. Y la segunda. Y la tercera. Y en la cuarta. La ilusión que me hace que me diga que quiere estar conmigo y solo conmigo. Porque me quiere. Él me quiere a mí. Pese a todo.

Recuerdo cuando era pequeña y vi el episodio aquel en el que Han Solo le decía a Leia “lo sé” en respuesta a un estúpido “te quiero” de rigor. Simple y directo. Duro y sincero. Y creo que fue la primera vez que me enamoré. Después de ese impacto pocas escenas pudieron dejarme sin palabras. Lloré amargamente con Moulin Rouge, tanto que al irme a la cama esa noche seguía llorando a solas y preguntándome por qué la vida era tan injusta con algunos (personajes de ficción). Se me escaparon unas cuantas lágrimas viendo “Camino” pero eso estaba más que cantado desde el principio, por eso vi la película con unos cuantos trozos de papel de cocina en el regazo. Que Rhett abandona a Escarlata ya lo sabíamos todos, incluso los que nunca habíamos visto “Lo que el viento se llevó”, pero el impacto fue tan grande que pasé noches enteras sufriendo la mala suerte de ella y quedando para siempre enamoradísima de él, sin remedio alguno pese a todo lo que digan los demás. Recuerdo querer tanto a algún personaje de Harry Potter que cuando lo mataban las lágrimas me impedían seguir leyendo. Aquellos momentos eran un verdadero fastidio. Seguramente habré llorado con alguna novela comercial más pero voy a callarme nombres por pura vergüenza ajena que me da reconocerlo.

Y os preguntaréis a qué viene todo esto. Viene a que hace unos años vi los dos o tres minutos más duros del cine y me enamoré de ellos. Desde que me emocioné con aquella historia supe que los de Hollywood se tendrían que esforzar muchísimo para poder superarla. Era una historia tan simple, tan humana, tan perfecta que no pude resistirme a sentir lo mismo que ellos. Y me dejé llevar. Incluso recuerdo que pensé “pero mujer esto ya es el colmo, ¿cómo puedes llorar con una película de dibujos?” pero disfruté de ello como si estuviera en un cine a oscuras con mucha gente y nadie pudiera enterarse de mi debilidad.

Lo más sincero que he visto. Los primeros minutos de “Up”. Desde entonces pasó a ser una de mis películas favoritas y quedará en algún rincón de mi mente envuelta con mucho cariño. Una pareja que se conoce, se enamora, sueña y vive. De eso se trata al fin y al cabo. Son afortunados por haberse conocido y de haber tenido tanto tiempo para disfrutar de las pequeñas cosas. Yo quiero eso en mi vida.

Solo quiero irme de picnic con Él a pasar el día. Y tumbarnos en cualquier trozo de césped y fantasear sobre nuestra vida juntos. No hace falta que todo se vaya a cumplir, ni que las cosas nos vayan saliendo tal y como planeamos porque eso nunca va a pasar. Para esos sueños ya tenemos las películas de Disney. Soy afortunada porque estoy con la persona que quiero estar. Y ese es motivo suficiente como para darle una oportunidad a la vida para que me haga reír. O llorar. Según se mire.

picnic

Anuncios

  One thought on “El amor es lo que tiene

  1. NB
    septiembre 24, 2013 en 7:29 am

    Qué boniiiiiiito (encima lo he leído oyendo She loves you de fondo xD), a todos nos impresionó esa escena, porque además no te lo esperabas al ir a ver una peli de aventuras de dibujos. Pero los de Pixar son la hostia.
    Me gusta verte centrada en lo que de verdad importa. Él es un chico afortunado también 😉
    Muuuuuuuuua

    • septiembre 24, 2013 en 10:52 am

      Nada mejor para leer un post así que un buen acompañamiento 😛 Me están entrando ganas de verla otra vez…es taaaaaaaaaaaaan bonita.

      Se agradecen tus acomentarios guapérrimaaaa.
      Muaaaaaa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: