Las esposas, para la cama

Cuando una relación no formal no avanza y no es por nuestra falta de interés entendemos que hay algo que no estamos haciendo bien. Intentamos cambiar nuestra manera de comportarnos, nuestro aspecto, nuestros gustos, para así ajustarnos a lo que se espera de nosotros con la esperanza de alcanzar algún día la deseada relación formal de novios. En esos momentos en los que nada nos importa más, en los que pensamos que si eso no sale como esperamos nuestra vida se irá por el retrete nada ni nadie nos hace cambiar de opinión.

Nunca es tarde para aprender que si esa persona no te merece no hay que malgastar ni un minuto más con ella. Si te da largas, si no se preocupa por ti nada más que cuando le viene en gana, si pasan los meses y te mantiene en la sombra…DÉJALO IR. El dolor sólo está bien si te gusta disfrutarlo en la cama así que no te sometas a algo tan penoso como es querer a alguien que no te quiere lo suficiente. Aprende a olvidar y construir nuevos recuerdos que te hagan sentir bien.

Por suerte yo di en mi vida con las dos personas adecuadas para quitarme de encima este malestar constante. La primera es Mi persona, de la que ya os he hablado en otro post, y la segunda es una buena amiga con unos cuantos años de experiencia en el arte de vivir. Ella nos conocía a los dos (lo poco o mucho que pudo conocernos en dos meses de trabajo) y estaba al tanto de todo lo que pasaba. Al tanto de su interés por mí y mi interés por otro. Al hablarle de ese otro que no iba a ofrecerme nada más que penosidad, mi buena amiga me dijo algo que nunca se me olvidará:

“No te enamoras de la noche a la mañana de una persona. Al principio te enamorarás de una pequeña cosa. Puede ser cualquier detalle que te guste. Su forma de sonreir, de mirarte, la torpeza con la que se comporta a veces cuando está contigo…lo que sea. Y después de eso vendrá todo lo demás”

Y tal que así fue. Como solía repetir un profesor de matemáticas (del que también me enamoré): “hay que darle una oportunidad al Amor”. Si no nos abrimos a lo bueno que la vida nos ofrece nos quedaremos llorando lo que no hemos tenido. Y eso sí que es triste.

A lo mejor el que lea esto y se encuentre en una situación parecida piensa “eso lo dice porque no siente lo que siento yo. No imagino mi vida sin esa persona. Es todo lo que he querido siempre. A mí seguro que me termina funcionando. Es que si dejo esta relación no tendré a nadie”. Pero no es verdad. Para bien o para mal en esta vida nadie es imprescindible, ni uno solo, y todo empieza únicamente cuando somos conscientes y deseamos cambiar algo.

 

Estar por estar no favorece a nadie.

Las esposas, para la cama.

Esposas

Anuncios

  One thought on “Las esposas, para la cama

  1. febrero 2, 2014 en 2:14 pm

    Lo que hizo esa mujer que tu y yo sabemos fue muy grande. Me ha encantado como has descrito todo y la conclusión de las esposas… tremenda. Tu persona es un chico realmente afortunado.
    Un beso.

    • febrero 2, 2014 en 2:31 pm

      Rectificar es de sabios. Darse la oportunidad de ser feliz, también 🙂
      Mi persona es lo mejor que me he podido encontrar.
      Un beso gordo!

  2. Laura Lot
    marzo 12, 2013 en 12:47 am

    A mi también me ha parecido muy muy bonito ^^, sobretodo las palabras de quien yo ya sé, porque no podría tener más razón esa mujer.

    • marzo 12, 2013 en 11:49 am

      Desde luego he tenido mucha suerte de ir a parar ahí y poder conocer a gente tan extraordinaria n_n ¡Hay que compartir la sabiduría personal! jeje

  3. Anita
    marzo 11, 2013 en 11:28 pm

    Me ha encantado!!! Y gracias, menos mal que con las experiencias ya me voy dando cuenta de estas cosas 😉

    • marzo 11, 2013 en 11:47 pm

      ¡¡Gracias guapina!! De todo se puede aprender, y más si los consejos que nos dan son tan buenos n_n

  4. NB
    marzo 11, 2013 en 11:21 pm

    “Las esposas para la cama”, me mola tu rollo xD ¿Felipe decía “hay que dar una oportunidad al Amor”? ¿Dábais matemáticas o qué? xD

    Bueno, estoy de acuerdo contigo, pa variar. Pero pa decirte eso no he venido porque ya te lo puedes imaginar. He venido a decirte que has puesto “comos” en vez de “somos” (en el último párrafo de más de una línea) xD

    Muaaaaaa

    • marzo 11, 2013 en 11:36 pm

      Felipe lo decía cuando alguien se equivocaba con la respuesta y nos daba otra oportunidad para dar la solución correcta xD Me gusta que te guste mi rollo, nena. ¡Voy a rectificar lo que has venido a decir! 😉

      Muaaaaaaa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: