Prohibido NO hablar

Hoy quiero hablar de algo tremendamente importante en las relaciones sexuales: HABLAR CON LA OTRA PERSONA. Y lo pongo en mayúsculas porque es algo a destacar y que la mayoría, por unas cosas o por otras, no practica. Y pongo “con la otra persona” por no poner pareja, ya que aquí también quiero meter a los que practican sexo con gente sin ningún acuerdo formal establecido.

Muchos piensan que practicar sexo es como jugar a las películas pero sin ropa. O peor aún, si les dices eso de hablar durante el sexo automáticamente acceden a su carpeta de “frases o palabras guarras que tengo que decir para excitar al otro”. A lo que me estoy refiriendo en este post es a decirle a esa persona lo que quieres que te haga, lo que te gusta y te pone total e irremediablemente cachonda. Y no estoy hablando sólo de fantasías sexuales que tienes que pueden convertirse en deseos sexuales a practicar en compañía, sino a hablar de lo más básico.

Ejemplo. Una mujer que no se atreve a decirle a su persona (ya sea pareja, follamigo, tío que has conocido en una discoteca, etc.) que le muerda un pezón porque le pone muchísimo o que quiere que le llame “puta” estando en la cama. Un hombre al que le gustaría agarrar del pelo a esa mujer que le está haciendo una felación pero que no lo hace no siendo que se lo vaya a tomar a mal. Una joven que ha conocido a un chico hace dos días y no se atreve a decirle que su clítoris está como dos centímetros más para abajo. Esas cosas de la vida.

Eso de “si a él le gusta a mí también” hay que eliminarlo. No digo que en una relación sexual haya que hacer siempre lo que a ti te de la gana cuando tú lo digas, pero hay que ser conscientes de que se tiene boca para algo más que para chupar. Lo estoy escribiendo como si fuera lo más fácil del mundo y no. Hablar con esa persona de lo que te gusta y lo que no es muy complicado (¡hasta Betty Dodson lo dice!). Hay parejas, matrimonios que llevan toda una vida juntos que no se han parado nunca a hablar del tema por vergüenza a lo que pueda pensar de él su compañero/a. Como si el sexo fuera algo sucio y hubiera que remitirse a lo más básico porque salirse de ahí puede significar ser tachada de ninfómana o puta, o en el caso de los hombres de cerdo o machista. En la mayoría de los casos es por no atreverse, por no encontrar el momento, por miedo a dar a entender que has gastado parte de tu tiempo en esta vida a conocerte sexualmente y a lo mejor eso no es lo que se espera de ti.

La vergüenza hay que quitársela de encima cuando hay contacto físico. Hombres y mujeres deberían dejar de lado algunos pensamientos típicos como: “peso más de la cuenta y lo va a notar”, “voy a intentar que no me toque mucho las piernas porque ya me viene haciendo falta una depilación” o “mis genitales son tan pequeños para lo que la sociedad considera normal que puede que se ria de mí”. Mejor apagar la luz, estar bien calladito y que sea lo que dios quiera.

Betty Dodson recomienda hablar de esas cosas antes o después de que tenga lugar la relación sexual y Carlin Ross dice que lo hace en el mismo momento. En el primer caso es complicado abordar el tema como si fuéramos a hablar del tiempo y puede que por no parecer ansiosos dejemos pasar de largo un día más esa oportunidad para decir lo que nos gusta. En el segundo caso, decirlo mientras se practica puede ser más acertado porque ya tienes la situación en marcha, sólo te falta hablar de ella, pero puede que termine en un “uno contra cinco” si lo que pretendes es que esa persona corrija algún movimiento que no está haciendo como tú consideras y se lo dices de una manera en la que puedas herir sus sentimientos.

Como digo, hablar es complicado para todos. Sin embargo hay que superar los distintos obstáculos como pueden ser la vergüenza, el miedo a quedar mal o los prejuicios que tengamos para poder tener un sexo pleno y saludable. Una vez que lo hagamos (poco a poco) veréis como se agradece.

Creo que nunca había hablado de Betty Dodson y Carlin Ross en el blog. Más adelante haré un post sólo para ellas porque son mujeres que merecen tener algo más que un apunte. De momento os dejo el video que estuve viendo sobre lo de hablar con la pareja (en este caso con el hombre) porque merece la pena escucharlas. Aviso para navegantes, ¡está en inglés!

Os recomiendo encarecidamente que veáis el video (o los videos porque tienen muchos) ya que se aprende y además te diviertes viendo lo bien que se lo pasan ellas.

 

¡Hasta la próxima, guapetones!

 

 

Anuncios

  One thought on “Prohibido NO hablar

  1. NB
    marzo 4, 2013 en 10:23 pm

    Ya hablas como las expertas, citando nombres de expertos xD jo me he visto el vídeo y me ha molado tanto que he visto otro, y me he metido en la página, y me he bajado un libro sobre masturbación de la Betty Dodson xD me encanta cómo habla.

    Bueno, respecto a tu entrada, ¡sí! ¡Hay que hablar! Del sexo como de cualquier otra cosa. Oye, que no me gusta que me beses así, o que me cojas la mano asá, o que me digas esto en este tono, o que me toques de esta manera, y ya está. Como cualquier otra cosa hay que intentar hacer las cosas como al otro le gusten y pedir las que a uno le gusten, si no se puede o no se llega a acostumbrar ya se verá luego. Por eso es tan importante la confianza ^^

    Un besitoooooo

    • marzo 4, 2013 en 10:36 pm

      Tienes toda la razón. Hay que hablar de todo y saber cómo decirle las cosas a la otra persona para que no lo vea como una ofensa o una crítica en su contra. ¡Me alegra que te hayan gustado los videos NB!
      ¡Un beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: